clear
Tendencia

Influencers, exposición cool al servicio de un negocio

Antes de concretar una compra, es habitual consultar las opiniones que existen sobre el producto en Internet. Por eso las marcas prestan atención a aquellos usuarios que, en las redes sociales, son capaces de marcar tendencia con sus publicaciones.
ENVIAR POR E-MAIL
Un influencer es un internauta capaz de influir en mucha gente a través de sus publicaciones. Estas personas, al escribir un comentario, compartir una fotografía o subir un video, generan miles o millones de respuestas ya que sus contenidos nunca pasan desapercibidos. Y no solo eso: sus seguidores respetan y valoran sus opiniones. Esto hace que los influencers sean buscados y contratados por las marcas para dar a conocer sus propuestas.

Existen varias diferencias entre los anuncios publicitarios tradicionales y las campañas que se desarrollan con influencers. Estos usuarios humanizan a las marcas y las acercan a los consumidores, presentando los productos y los servicios como parte de su cotidianeidad o de una experiencia que vivieron. Además, dado que cuentan con sus propios seguidores, la empresa que los contrata no necesita preocuparse por buscar receptores: la llegada del mensaje ya está garantizada.

El auge de los influencers parte de una premisa del marketing actual: los consumidores confían más en estas estrellas de las redes sociales que en las marcas. Por otra parte, las opiniones que publican internautas “independientes” resultan más creíbles que las bondades que se difunden en las publicidades convencionales.

Es importante tener en cuenta que cada influencer tiene su ámbito de, justamente, influencia. Una persona puede tener millones de seguidores en Twitter o Instagram y no resultar adecuada para promocionar a una cierta marca. Los especialistas en marketing sugieren a las compañías identificar primero qué influencers pueden identificarse con ella por su estilo o sus valores y recién entonces armar una estrategia promocional.

Otro aspecto a considerar es la calidad de los seguidores. Para ser influencer no hace falta contar con un inmenso número de followers, sino con una buena cantidad de individuos que valoren las opiniones y que generen interacciones. La idea es llegar con el mensaje a la gente precisa.

¿Cómo trabaja un influencer? De muchas maneras. Un fabricante de calzado deportivo, por ejemplo, le puede hacer llegar su nuevo modelo para que él utilice las zapatillas mientras graba un video que luego se encarga de viralizar. Muchas marcas, por otra parte, organizan eventos especiales e invitan a los influencers: las imágenes no tardan en reproducirse a lo largo y ancho de Internet. La clave está en lograr la mayor visibilidad posible para cautivar a los potenciales compradores.
 
Texto: Redacción Sólo Líderes
File: inc_view_static_content.htm
TAPA LÍDERES
clear
clear
File: frontend_view_content.htm