clear
Salud&Bienestar

Sal del Himalaya: Secretos y propiedades curativas

De una mina de Pakistán proviene una sal rosada a la que se le atribuyen diversas bondades: la sal de Himalaya. Además de su uso como condimento, este producto puede emplearse para combatir los efectos de las alergias, revitalizar la piel, etc.
ENVIAR POR E-MAIL
En las montañas pakistaníes, más precisamente en el distrito de Jhelum, existe una mina de sal famosa por la calidad de su producto: la mina de Khewra. De allí procede la llamada sal del Himalaya, que suele ser calificada como la más pura entre todas las sales que se venden a nivel mundial.

Una de las particularidades de la sal del Himalaya es que se comercializa como cristales de color rosado, sin tratamientos químicos ni refinamiento. Por eso su composición incluye más de ochenta elementos naturales: desde hierro hasta potasio pasando por magnesio, calcio, yodo y flúor.

Si bien el consumo de sal siempre afecta al organismo, muchos destacan que es preferible ingerir sal del Himalaya antes que la sal de mesa. Lo mejor es colocar los cristales en un molinillo y molerlos en el momento de uso.

Pero la sal del Himalaya no solo es sugerida para sazonar los alimentos. Por sus componentes naturales hay quienes recomiendan usar una disolución en agua tibia para lavarse el rostro y realizar gárgaras cuando se sufren los efectos de una alergia, ya que contribuiría a aliviar los síntomas.

Si a la disolución se le añade algún aceite esencial y se la aplica sobre algodón, afirman que es posible mejorar el estado de la piel y tratar problemas cutáneos. Incluso se aconsejan los baños con sal del Himalaya para aliviar diversos males. De todos modos, es importante destacar que son los médicos quienes deben indicar qué sustancias utilizar en cualquier tratamiento que involucre a la salud.

Los cristales rosados de la sal del Himalaya, por otra parte, aparecen en las lámparas de sal que se emplean en la decoración de todo tipo de ambientes. Se trata, evidentemente, de una sal versátil cuya popularidad no deja de crecer.

La sal del Himalaya se puede conseguir en tiendas de especies y en dietéticas. Un dato a tener en cuenta: muchas veces se ofrecen otros tipos de sales con este mismo nombre. Si el producto no se obtiene de la mina de Khewra, no es sal del Himalaya.
 
Texto: Redacción Sólo Líderes
File: inc_view_static_content.htm
TAPA LÍDERES
clear
clear
File: frontend_view_content.htm