clear
Turismo

Croacia: Mas de mil islas y arrecifes

El mar Adriático, los Alpes Dináricos y varios ríos bendicen sus paisajes. Un pasado remoto, con un legado bien conservado, le aporta aún más valor. Al igual que el crisol de culturas derivado de su privilegiada ubicación geográfica.
ENVIAR POR E-MAIL
El Viejo Continente tiene clásicos que son imbatibles. París con la Torre Eiffel, Barcelona y el legado de Gaudí, los mágicos canales de Venecia, Londres con su historia y cultura. Hay ciudades que forman parte del sueño turístico de casi todas las personas y también territorios tan famosos que logran seducir a miles de viajeros, como la República de Croacia, la tierra de Split, Hvar, Dubrovnik y otras localidades de enorme belleza.

Más de mil islas y arrecifes

Croacia se divide en veinte condados más la ciudad de Zagreb, su capital y urbe más poblada. La nación cuenta con más de mil islas, islotes y arrecifes, aunque unos pocos están habitados. De su población, que actualmente supera los cuatro millones de personas, han surgido figuras como el futbolista Davor Suker, el basquetbolista Drazen Petrovic, el tenista Goran Ivanisevic y el inventor Nikola Tesla.
Metrópolis medievales, playas paradisíacas y parques nacionales forman parte de la propuesta turística croata, que año a año cautiva a visitantes llegados desde todas partes del mundo. Uno de sus tesoros más preciados es Split, una localidad cuyo casco histórico forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Clima mediterráneo y un Palacio milenario

Split es la segunda ciudad más poblada de país. Ícono de la región de Dalmacia, su puerto es punto de partida y de llegada para muchos de los turistas que recorren las islas croatas.
La historia señala que Split nació en torno a la vivienda de descanso de Diocleciano, emperador romano entre los años 284 y 305 que, tras abdicar, decidió instalarse en esta zona. Hoy el Palacio de Diocleciano, que luce un gran estado de conservación, es una de las grandes maravillas de Split.
Esta edificación de mármol y piedra caliza supo ser una villa de lujo con capacidad para cerca de 9.000 personas, pero también una fortaleza. De hecho, casi todas sus fachadas están fortificadas, con la excepción de aquella que observa hacia el mar. El mausoleo del emperador, ubicado en el complejo del palacio, se convirtió en el siglo VIII en la Catedral de San Duje, también conocida como Catedral de Split.
El agradable clima mediterráneo hace que la playa de Bacvice, en la zona céntrica de Split, sea un sitio imperdible para cualquier turista que desea disfrutar el Adriático. Dispone de una amplia variedad de servicios y, gracias a su calidad ecológica, ostenta una Bandera Azul. Se dice que en Bacvice nació el picigin, un popular juego playero croata que consiste en evitar que una pequeña pelota caiga al agua.
El paseo marítimo conocido como la Riva es perfecto para admirar la belleza de Split. Con palmeras que brindan resguardo del sol y bancos para descansar, esta avenida presenta decenas de bares y restaurantes y suele ser el escenario elegido por los artistas callejeros para mostrar su talento. Ya sea de día o de noche, la Riva es un lugar muy concurrido y el sitio ideal para tener las mejores vistas panorámicas del puerto de Split.

Hvar, una isla mágica

Una hora en barco separa a Split de la isla de Hvar, una joya del mar Adriático. Con una superficie de casi 298 kilómetros cuadrados y una población de unos 11.000 habitantes, la historia de Hvar se remonta a tiempos de los ilirios y de los antiguos griegos. Su territorio fue disputado por venecianos, turcos y otros pueblos que dejaron sus marcas en la isla.
El clima agradable durante todo el año, las playas de arena blanca con aguas transparentes y los bosques tupidos atraen a numerosos viajeros, al igual que sus bellas construcciones y sus edificios históricos. Entre los atractivos de la capital de la isla, también llamada Hvar, podemos mencionar el Fuerte de Napoleón, que se encuentra en la zona más alta de la isla y que funciona como un observatorio astronómico; la Catedral de San Esteban, en la plaza de mayor relevancia de la región; y el Convento de los Franciscanos, donde subsiste una iglesia construida a finales del siglo XV.

Ver nota completa en revista Sólo Líderes Nº 61 
Texto: Redacción Sólo Líderes
File: inc_view_static_content.htm
TAPA LÍDERES
clear
clear
File: frontend_view_content.htm