Solo Lideres
Bossaball, una exitosa fusión de música y deporte

Bossaball, una exitosa fusión de música y deporte

Apenas superó la década de historia, pero suma cada vez más adeptos en todo el mundo. La combinación de elementos del vóleibol y del fútbol en un campo de juego constituido por camas inflables y elásticas, con música de fondo, resulta irresistible.

El belga Filip Eyckmans, ex tenista profesional, amante del fútbol, DJ ocasional y manager de grupos musicales, se encontraba en Brasil cuando quedó fascinado por las muestras de capoeira y por la atmósfera de la playa al atardecer, donde el fútbol, el vóleibol y el baile brillaban. Por entonces transcurría la década del ’90 y una idea comenzaba a dar vueltas en su cabeza.

Eyckmans soñaba con combinar todos esos elementos que le resultaban fascinantes en una misma disciplina. Así, entre 2003 y 2005, le dio forma al bossaball: una mezcla de deporte y actividad recreativa ideal para disfrutar en una playa o en otro ambiente al aire libre.

El bossaball amalgama fútbol, vóleibol, capoeira y gimnasia con acompañamiento musical. Todo sobre camas elásticas e inflables para darle mayor espectacularidad a los movimientos y lograr que la puesta en escena sea más atractiva para los espectadores.

El campo de juego, por lo tanto, es una superficie formada por camas inflables y elásticas, dividida a la mitad por una red. En él se enfrentan dos equipos, cada uno compuesto por cuatro o cinco jugadores. El objetivo es lograr que la pelota toque el suelo del campo rival, pasando por encima de la red, como en el vóleibol.

Cada equipo puede tocar la pelota un máximo de cinco o seis veces hasta pasarla al sector rival. Los toques se realizan de acuerdo a dos técnicas: vóleibol (con los antebrazos o las manos) o fútbol (con cualquier parte del cuerpo excepto manos o brazos). Según el tipo de toque, se logran diferentes puntuaciones. Los toques de vóleibol otorgan uno (si la pelota llega a la zona principal del campo rival) o tres puntos (si la pelota golpea en la parte de la cama elástica). Los toques de fútbol, por su parte, dan tres (zona principal) o cinco puntos (cama elástica).

Los partidos son musicalizados para que la gente se divierta y los jugadores, se motiven: así el entretenimiento está garantizado. Otra curiosidad: los jueces se conocen como árbitros samba y, además de señalar las faltas, actúan como maestros de ceremonia con un micrófono, un silbato, instrumentos de percusión y hasta un equipo de DJ.

Cabe destacar que la empresa que registró el bossaball (Bossaball Sports S.L.) cuenta con un staff de jugadores profesionales que realizan exhibiciones en todo el mundo. Todo está dado para que este nuevo deporte siga expandiéndose a nivel global.
 



Texto: Redacción Sólo Líderes