Solo Lideres
Helados gourmet, una fría sofisticación

Helados gourmet, una fría sofisticación

Imposible no sorprenderse al hallar en una heladería sabores nuevos que desafían al paladar y animan a los más conservadores a cambiar los gustos clásicos por propuestas exóticas y audaces.

A la hora de disfrutar un helado, siempre habrá incondicionales del dulce de leche, el chocolate y la crema americana pero, para ampliar la cantidad de clientes y mostrar crecimiento, las heladerías buscan incorporar sabores gourmet que, al menos, provoquen curiosidad en aquellos que los van descubriendo.

En este desafío de transformar al helado en un postre original que deje una huella inolvidable en los consumidores ya se consiguió a nivel global una revolución que hace más competitivo y creativo al rubro.

Los helados gourmet, poco a poco, van conquistando a los más jóvenes y demuestran con cada nuevo lanzamiento que han llegado para quedarse. Al principio, más de uno puede dudar al pedir un cucurucho con helado de café y una bocha de yerba mate, aunque la experiencia puede llegar a ser satisfactoria. El tomate, el queso parmesano, la palta, el sésamo, la zanahoria, los boquerones en vinagre, el aceite de oliva, la albahaca, el vino, la leche de cabra, la sidra, el champagne y la cerveza son algunos de los ingredientes que han comenzado a tener protagonismo al momento de elaborar delicias congeladas para demostrar que el dulce y el salado pueden convivir armoniosamente en una heladería.

También los tradicionales helados en palito se modernizaron para ofrecer sabor, textura y una apariencia irresistible. En la actualidad hay varias marcas que comercializan esta clase de productos en versiones rellenas (con frutas o galletitas enteras, por ejemplo), cremosas y hasta combinadas con bebidas alcohólicas: Chocolate con Baileys y Campari con naranja y maracuyá son parte de este universo frío pero tentador.

Para completar la oferta gourmet en materia de helados, desde Israel llega un invento novedoso y saludable: cucuruchos (o conos) preparados a mano a base de cereal integral. Hay de cereza-almendra, chocolate-naranja y avellana-canela-café, pero sus creadores ya trabajan en variedades libres de gluten, en una versión coco-ron y en otra de limón con jengibre para seguir sorprendiendo a todos los fanáticos del helado.
 



Texto: Redacción Sólo Líderes