Solo Lideres

Lisboa, magia portuguesa

La capital de Portugal no está entre los principales destinos turísticos de Europa. Sin embargo, por su historia, su cultura y sus características climáticas, se trata de una ciudad que fascina a todo aquel que decide recorrerla.

 En la desembocadura del río Tajo se desarrolla la ciudad más poblada y capital de Portugal: Lisboa. Una localidad mencionada como las más “cool” del Viejo Continente en un informe de la CNN y elegida entre las más hospitalarias del mundo según los usuarios de TripAdvisor.

Posiblemente Lisboa sea menos popular que muchas ciudades de la vecina España, como Madrid o Barcelona. También está lejos en cuanto a nivel de fama de otras urbes europeas como París, Londres y Roma. De todos modos, cuenta con atractivos suficientes para cautivar a viajeros con diferentes pretensiones.

Lo primero que seduce de Lisboa es su clima: suele tener hasta 290 días soleados al año, con temperaturas que pocas veces bajan de los 15º C. Condiciones ideales para pasear sin preocuparse por la lluvia ni el abrigo.

La historia lisboeta también invita a viajar. Lugares como la Fortaleza de Santiago (construida en el siglo XVII), la Plaza del Comercio, la Torre de Belém, el Castillo de San Jorge y el Palacio de Monserrate con sus jardines maravillan a los amantes de lo antiguo.

Los medios de transporte locales merecen párrafo aparte. Los ascensores (funiculares) que permiten acceder a los sectores más altos de la ciudad son muy pintorescos. Lo mismo puede decirse de los tranvías que recorren las calles de la capital portuguesa. El 28 es el más concurrido, ya que pasa por los barrios históricos, la Catedral y otros puntos de interés.

Para quienes sienten atracción por el turismo cultural, Lisboa ofrece varios espacios que merecen una visita. El Museo del Fado es el sitio indicado para descubrir la esencia de esta música que está considerada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. En la Casa Fernando Pessoa, por otra parte, aún se siente la presencia del poeta más reconocido de Portugal.

Playas ideales para el surf, paseos náuticos, sabores típicos con el bacalao y las sardinas como estrellas y una agitada vida nocturna completan la propuesta turística de la encantadora Lisboa.



Texto: Redacción Sólo Líderes