Solo Lideres
Fin de año en Nueva York

Fin de año en Nueva York

La Gran Manzana cautiva en todas las estaciones. Pero cuando llegan Navidad y Año Nuevo, los encantos se multiplican. En diciembre, Nueva York se viste de gala para recibir visitantes de todo el mundo.

Con tantas películas y series que muestran cómo se viven las fiestas de fin de año en Nueva York, imposible no soñar con viajar a la ciudad de la Estatua de la Libertad y el Empire State cuando se acerca diciembre. Se pueden disfrutar actividades clásicas que son famosas a nivel internacional, pero también optar por propuestas menos conocidas aunque igualmente fascinantes.

Patinar sobre hielo es casi ineludible. En Bryant Park, por ejemplo, se instala una pista gratuita que suele ser muy concurrida. La pista más popular, de todos modos, está en el Rockefeller Center, que abre todos los días hasta la medianoche.

En el Rockefeller Center también se encuentra un hermoso árbol navideño cuyas luces se encienden luego del Día de Acción de Gracias. Un postal neoyorquina verdaderamente inolvidable.

Para despedir el año en Nueva York, Times Square es el sitio indicado. Allí se lleva a cabo el tradicional conteo mientras una bola gigante desciende desde la punta del rascacielos One Times Square hasta que llegan las doce y explota. Antes del acontecimiento, se desarrollan espectáculos musicales y hay otros entretenimientos. Un dato a tener en cuenta: la ceremonia es gratuita, pero hay que llegar con varias horas de anticipación para conseguir un lugar. Y esperar hasta la medianoche al aire libre con temperaturas bajo cero…

Para muchos, es preferible festejar Año Nuevo en el Central Park. En el escenario conocido como Naumburg Bandshell se organizan conciertos y luego se lleva a cabo un show de fuegos artificiales que puede observarse desde cualquier sector del parque. Los más deportistas además pueden sumarse a la NYRR Midnight Run, una carrera cuya largada se realiza a las 23.59 del 31 de diciembre.

Cabe destacar que los fuegos artificiales no son exclusividad del Central Park, sino que se repiten en distintas zonas de Nueva York. Por eso es posible dirigirse a varios puntos para contemplar los estallidos coloridos en el cielo, como el Prospect Park o incluso el Puente de Brooklyn. Otra alternativa: realizar un paseo en crucero para ver los fuegos artificiales desde el agua. En el último mes del año, Nueva York brilla en todos sus rincones.
 



Texto: Redacción Sólo Líderes