Solo Lideres
Ideas para la decoración veraniega

Ideas para la decoración veraniega

La época más calurosa del año invita a buscar frescura y a aprovechar, al mismo tiempo, la luz del sol. En esta nota, tips para embellecer el hogar con la época estival como motor de transformación.

Diciembre, el mes que en el hemisferio sur marca la llegada del verano, se caracteriza por la ornamentación temática, ya que con el armado del árbol de Navidad suelen aparecer los adornos vinculados a cuestiones religiosas y a la magia de Papá Noel. Servilletas y manteles rojos y verdes, candelabros en la mesa larga, el clásico muérdago engalanando la puerta de entrada… Así comienza, por lo general, la decoración veraniega, un periodo en el cual también se reemplazan los pesados acolchados y las cálidas mantas, que hasta entonces resultaban imprescindibles en los dormitorios, por sábanas livianas, cobertores delgados y almohadones suaves con diseños alegres.

Aunque tener como aliado al aire acondicionado nos obliga a mantener los ambientes cerrados para conservar la frescura, los meses estivales son ideales para tener las ventanas abiertas dándole paso a la luz del sol. Es placentero comenzar el día dejando que la brisa y hasta las corrientes calientes se filtren por cada habitación garantizando la ventilación de cada rincón.

Con modificaciones mínimas, después de concluida la temporada navideña es posible disfrutar un hogar en el cual reine el espíritu veraniego. En lo posible, hay que sacar de la vista los accesorios en gamas oscuras y darle prioridad a elementos en tonos pastel. Si los muebles, las cortinas y las paredes son blancas, mucho mejor para incrementar la claridad y dejar que el sol ilumine todo. En la zona de la cocina, si se despliegan repasadores coloridos y se deja de lado la vajilla fina para usar más recipientes transparentes y elementos más informales, las comidas y los jugos a base de frutas y verduras frescas se disfrutarán más.

Las flores, tanto de interior como de exterior, resultan clave para incluir de algún modo a la naturaleza. Con las plantas, además de belleza, se consigue energía y sensación de frescura. Y si se combinan con detalles marinos, como relojes con forma de timón, portallaves que recrean la figura de un ancla y los portarretratos están decorados con caracoles y un poco de arena, mucho mejor. Claro que, más allá de los objetos elegidos, el objetivo principal de esta renovación ornamental es hacer que, mientras dure el verano, la decoración de la casa transmita energía, alegría, frescura, relajación y ganas de estar siempre de vacaciones
 



Texto: Redacción Sólo Líderes