Solo Lideres
Maurizio Cattelan: la provocación como obra de arte

Maurizio Cattelan: la provocación como obra de arte

En el marco de la programación de Art Basel Cities, el artista italiano realizará una obra colectiva en Buenos Aires que consistirá en la creación de un “cementerio” con lápidas para personas vivas.

 El italiano Maurizio Cattelan es un artista provocador. Su intención es conmover al espectador, generar un impacto. Y no le teme a las polémicas que muchas veces se producen en torno a sus trabajos.

En 1989, cuando realizó su primera exposición individual, se limitó a cerrar la galería y colgar un cartel en la puerta que decía “Torno subito” (es decir, “Vuelvo enseguida”). Esa fue toda la obra.

Una escultura de un pequeño Adolf Hitler arrodillado, otra del papa Juan Pablo II golpeado por un meteorito, las figuras de tres niños ahorcados en un árbol y hasta un caballo embalsamado colgando de un techo son otras de las creaciones famosas de Cattelan. Pocas generaron tanto revuelo como el inodoro de oro macizo que instaló en un baño del museo Guggenheim, apto para cumplir con las funciones habituales de este tipo de artefactos…

En el próximo mes de septiembre, Cattelan visitará Argentina por primera vez en el marco de la iniciativa Art Basel Cities. Su llegada, como no podía ser de otra manera, tendrá un componente controversial.

La intervención artística de Cattelan radicará en la instalación de un “cementerio temporal” para personas vivas en el barrio de Palermo. El proyecto será colaborativo: el italiano invita a todos los artistas argentinos, ya sea profesionales o aficionados, a aportar sus ideas y propuestas. Este “cementerio” se formará con lápidas dedicadas a individuos reales o personajes de ficción.

Los participantes podrán elegir a quiénes ¿homenajearán? en la necrópolis: pueden tratarse de amigos, enemigos o desconocidos. Cattelan será el encargado de coordinar y dar formar al espacio.

En algunos meses más, los porteños podrán contemplar en vivo y en directo el talento de Maurizio Cattelan. Como suele ocurrir, seguramente muchos aplaudirán la irreverencia e intentarán reflexionar de la mano del creativo; otros, en cambio, es probable que no encuentren nada destacable en el emprendimiento y que se pregunten dónde está lo artístico. Cattelan, mientras tanto, seguirá su fructífero camino, que le está reportando millones de euros por la venta de obras.



Texto: Redacción Sólo Líderes