Solo Lideres
Little Caesars, un emporio de la pizza estadounidense

Little Caesars, un emporio de la pizza estadounidense

En 1959, Mike Ilitch y su esposa Marian decidieron invertir sus ahorros en la apertura de una pizzería. El emprendimiento creció y derivó en el nacimiento de una cadena que hoy está en el podio de las más grandes de Estados Unidos.

 La pizza es uno de los alimentos más populares del mundo. En Estados Unidos, se trata de una de las opciones preferidas de los consumidores, que pueden convertirse en verdaderos fanáticos de las marcas más conocidas.

En la actualidad Little Caesars es uno de los gigantes del sector. Solo la superan en tamaño Pizza Hut y Domino’s Pizza. Un crecimiento que seguramente Mike Ilitch y Marian Bayoff nunca soñaron cuando, seis décadas atrás, tomaron la decisión de destinar sus ahorros a la apertura de una pizzería en Garden City, un suburbio de Detroit.

La apuesta del matrimonio Ilitch fue un éxito. En 1962 nació la primera franquicia de Little Caesars en Warren y cinco años más tarde, la empresa desembarcó en Detroit, la ciudad más importante de Michigan. Para el ’69, ya tenía cincuenta restaurantes y presencia en Canadá.

Un detalle clave en la fama de Little Caesars fue el auge de su eslogan “Pizza! Pizza!”, que surgió en 1979 para dar a conocer una promoción de dos pizzas al precio de una. El tiempo pasó y la frase siguió identificando a la firma.

Presencia en cada estado de EE.UU. y en dieciocho mercados extranjeros; programas de asistencia social (como Little Caesars Love Kitchen, que entrega pizzas sin cargo a personas en situación de calle y a víctimas de desastres); el patrocinio de una liga amateur de hockey juvenil; y un menú amplio que, además de pizzas, incluye panes, alitas de pollo, ensaladas y otros productos, dan cuenta de la fortaleza de la compañía.

Mike Ilitch murió en 2017. Little Caesars continúa desde entonces en manos de Marian, una de las mujeres más ricas del mundo. A través de Ilitch Holdings, la dueña de la cadena también administra el Fox Theatre, los equipos deportivos Detroit Tigers y Detroit Red Wings, el MotorCity Casino Hotel y el estadio Little Caesars Arena, entre otros negocios que le permiten tener una fortuna de más de 5.000 millones de dólares. Además de la receta de las mejores pizzas, Marian parece tener también el secreto de las buenas inversiones…



Texto: Redacción Sólo Líderes