Solo Lideres
Prendas, objetos decorativos e ideas para marcar tendencia en Navidad

Prendas, objetos decorativos e ideas para marcar tendencia en Navidad

Cada vez que llega diciembre, la combinación de verde, blanco y rojo comienza a conquistar todos los ámbitos. Innovar y perseguir la originalidad es el desafío de la moda navideña.

 Las Fiestas de fin de año tienen una magia especial y animan a mucha gente a comprarse prendas o accesorios con estampados navideños y a decorar los ambientes del hogar y hasta los espacios públicos con los colores y símbolos más tradicionales de la Nochebuena.

Para combatir el aburrimiento, apelar a la creatividad a fin de minimizar costos y hacer única cada celebración, lo mejor es confiar en las habilidades ornamentales propias y desarrollar en familia adornos, comidas, gorros, colgantes o cualquier producto que potencie el espíritu festivo de esta época.

De conseguir una decena de tablas de madera de distintos tamaños, una excelente opción es ordenarlas de menor a mayor y ubicarlas una debajo de la otra a modo de repisas formando un triángulo. Distribuir en cada una de ellas piezas alusivas a la fecha, tales como estrellas, bolas de colores, corazones, angelitos o hasta figuras de Papá Noel, garantizará un arbolito por demás práctico. Un resultado similar pero más rústico se logra clavando sobre una madera finita tipo poste varias maderas que se pueden pintar y decorar con dibujos o frases vinculadas al amor y a la prosperidad.

Para endulzar la mesa que encontrará reunidos a familiares de distintas generaciones, por otra parte, no es necesario invertir fortunas ni tener conocimientos culinarios: basta con hacer crema chantilly y comprar frutillas y kiwis para lograr copas navideñas frescas y coloridas a partir de la distribución en capas de cada uno de los mencionados ingredientes.
Los papeles marrones y los retazos de tela, en tanto, son perfectos para la elaboración de tarjetas artesanales que los más pequeños de la casa pueden personalizar con dibujos y dedicatorias.

Las piñas, ramas, pétalos y hojas caídas de los árboles, por describir otros materiales de fácil acceso, constituyen la base de centros de mesa y muérdagos. En función de los tiempos disponibles y las ganas, unos los pintarán para crear arbustos, otros los complementarán con detalles para que queden colgados y habrá quienes logren verdaderas obras de arte con escasos elementos naturales pero con una fuente inagotable de creatividad. Tal vez Internet sirva para tomar ideas, pero en este diciembre vale la pena innovar y trabajar en grupo para arribar a objetos exclusivos o comidas caseras que, más allá de las características que presenten, sirvan de excusa para lograr la unión y el entretenimiento familiar.



Texto: Redacción Sólo Líderes