Solo Lideres
Coba Vivero: El paisaje, poesía de lo cotidiano

Coba Vivero: El paisaje, poesía de lo cotidiano

A la hora de diseñar un espacio verde entran en juego múltiples variables. Es importante contar con conocimientos sobre las necesidades de las plantas para que puedan subsistir y desarrollarse en un medio específico, pero también se requiere prestar atención a los deseos y las emociones de las personas que estarán en contacto con dicho ambiente.

Sobre estas cuestiones conversamos con Daniela Barboza y Nicolás Confalonieri, titulares de Coba Vivero, quienes compartieron sus consejos e ideas en base a su amplia experiencia en la materia.

Daniela Barboza sabe muy bien sobre emociones y deseos. Interroga a sus clientes y los asesora en forma personalizada para crearles el entonto paisajístico que ellos requieren. “Es muy importante el asesoramiento y el diseño al iniciar un jardín,- nos aclara- ya que es vital saber qué especie vivirá en su espacio. Hay plantas de sol, sombra y media sombra; algunas se dañan con vientos fuertes, otras los resisten… En el caso de las plantas en macetas, hay que saber que a mayor cantidad de tierra y calidad de sustrato, mejor desarrollo de la especie”, nos detalla Daniela.
Ella y su esposo, Nicolás Confalonieri, son en esencia los expertos. Cuando ellos representan a su empresa, llamado “Coba Vivero” se acercan a relevar un terreno, un balcón o una terraza, analizan diversos aspectos del entorno. Las medianeras y los árboles, por ejemplo, aportan información valiosa sobre las horas de asoleamiento y la incidencia del viento. La composición y la nivelación del suelo, en tanto, están estrechamente vinculadas al escurrimiento del agua. A partir de la base de datos que se va generando, es posible avanzar con la planificación.
“Cuando alguien llega a “Coba Vivero” solo para agregar alguna especie a los jardines ya existentes, propiciamos un diálogo breve que nos ayude a conocer cómo es el espacio y donde irán las plantas. Al momento de decidir hacer un espacio verde estamos en búsqueda de un lugar propio agradable, para disfrutar, que implica una inversión de tiempo y económica. El asesoramiento y diseño permiten visualizar qué sugerimos y los costos, luego ofrecemos una ejecución responsable y el mantenimiento adecuado”, indica Daniela.

Mucho más que plantas

“En el diseño de un espacio verde hay tendencias, pero para nosotros existen razones emocionales, factores culturales y datos de la vida cotidiana de cada persona o familia que construyen un estilo propio y son determinantes del paisaje. El entramado entre el espacio que tenemos y el futuro jardín es una creación que surge a partir de la escucha, el lugar disponible y las especies”, comenta Daniela la propietaria de “Coba Vivero” y agrega: “Es importante estar atentos al decir de quienes nos convocan: cómo se constituye la familia, cuáles son los horarios de trabajo, si se trata de una vivienda de fin de semana, etc. Del diálogo surgen elementos fundamentales, como una fragancia que les recuerda el patio de los abuelos, las formas de algún lugar visitado o la imagen interpretada de un libro”.
Por otra parte, la orientación, la amplitud, la nivelación y el uso del espacio, así como las especies ya existentes y las posibles modificaciones futuras, también forman parte de este entramado. “En ese intercambio entre el deseo y los gustos del cliente y nuestro saber se define un lugar único, con la personalidad de quienes van a disfrutarlo”, asegura Daniela.

VER NOTA COMPLETA EN REVISTA SÓLO LÍDERES Nº 72 



Texto: Redacción Sólo Líderes