Solo Lideres

Key West: La isla encantada

Las playas idílicas, los atractivos históricos y el ocio nocturno se combinan para hacer de Key West uno de los grandes destinos turísticos de los Estados Unidos.

 A esta isla sorprendente se suele llegar desde Miami, aunque geográficamente se halla más cerca de Cuba. Tennessee Williams, Ernest Hemingway y Robert Frost son algunas de las personalidades que encontraron refugio e inspiración en esta región que supo ser frecuentada por piratas y hoy es un imán para viajeros de todo el planeta.

Key West es una de las islas que forman parte de los Cayos de Florida, un archipiélago perteneciente al condado de Monroe. Se trata del punto más meridional de los Estados Unidos, distante a poco más de 150 kilómetros del territorio cubano. Esa ubicación le confiere un inconfundible estilo caribeño, aunque son varias las naciones que, a través de su gente, dejaron su huella en el Cayo Hueso, tal como se lo conoce en nuestro idioma.

Cayo Hueso, una mirada histórica

“Los Calusa” vivían en estas tierras antes de la llegada de los europeos. Fueron los exploradores españoles quienes, encabezados por Juan Ponce de León, arribaron en 1521 y le dieron el nombre de Cayo Hueso. Durante mucho tiempo los piratas, los buscadores de tesoros y los pescadores animaron la vida de Key West, que en 1821 pasó a manos del gobierno estadounidense gracias a la firma de un tratado.
La pesca, la producción de sal y el comercio en general constituyeron el sostén económico de la zona. En 1912, con la inauguración de la Overseas Railway, quedó unida por primera vez al continente por vía terrestre. Sin perder nunca su importancia estratégica por su localización, más cerca en el tiempo Key West se transformó en un destino de excelencia valorado por su pasado, su mestizaje cultural y, sobre todo, sus riquezas naturales.

Rumbo al paraíso

La forma más usual de llegar a Key West es desde Miami, ya sea en automóvil o bus o a través de una embarcación; muchas agencias se encargan de ofrecer la excursión de día completo, una de las más elegidas en la Florida.
En el distrito histórico (Old Town) se congregan la mayoría de los lugares turísticos. El faro, la vivienda de Hemingway, Mallory Square, el Fuerte Taylor, el bar Sloppy Joe’s y la construcción conocida como la “pequeña Casa Blanca” de Harry S. Truman están entre sus encantos.
La calle principal de Key West es Duval Street. A lo largo de sus cuadras late el corazón isleño mediante restaurantes, museos, teatros y tiendas de lo más diversas. Por eso recorrer una y otra vez esta arteria es la mejor manera de meterse de lleno en la esencia local.
En diferentes establecimientos de Duval Street, por otro lado, se lucen los platos que son un emblema de la gastronomía de Key West. El lime pie, o tarta de lima, es el clásico que ningún turista puede dejar de degustar.

En contacto con el mar

Imposible referirse a Key West sin hacer alusión a sus playas. El clima subtropical resulta perfecto para relajarse bajo el sol, nadar o pescar en un entorno natural verdaderamente maravilloso.
Higgs, Smathers, South Beach y la playa del Fuerte Taylor están entre las más populares. En varias de ellas se alquilan los equipamientos necesarios para realizar windsurf, jet ski y otras actividades acuáticas, el snorkel y el buceo, en tanto, permiten deleitarse con el universo submarino de esta mágica isla estadounidense.
VER NOTA COMPLETA EN REVISTA SÓLO LÍDERES Nº 73



Texto: Lic. Kamala Bonifazi